Treinadores [Discussão]

0 Membros e 1 Visitante estão a ver este tópico.

Não sabia bem onde pôr isto, fica aqui:

Lillo: “El fútbol está lleno de tópicos”

En NosGustaElFutbol.com recopilamos una serie de conversaciones de fútbol publicadas en el diario MARCA entre los años 2007 y 2008. En estas conversaciones, Ángel Cappa dialogará “sobre el juego, alejándose de lo circunstancial e indagando en la esencia de este deporte” con diversos personajes del mundo del fútbol.

Juan Manuel Lillo (Tolosa,1965) y Ángel Cappa se juntaron en la redacción de MARCA para desmitificar, medio en broma medio en serio, los tópicos que afean el fútbol. Ustedes leerán el tópico y Juanma y Ángel luego reflexionan sobre él. Algunos, por prejuicio o lo que sea, no se acercarán a esta charla. Una pena, pues divierte y enseña.

FÚTBOL DIRECTO

LILLO: ¿Qué es eso?

CAPPA: Fútbol directo dicen que es cuando no hay engaño. Es decir, hago lo que anuncio. Se trata, en definitiva, de justificar el pelotazo.

L: Para mí es conspirar contra el intento de ganar. Curiosamente. Parece un discurso ganador pero es lo contrario. Es añadirle a una actividad azarosa, como es el juego del fútbol, todavía más ingredientes que dependen de la suerte. Cuando la pelota sale del pie, nunca sabes dónde llega; pero si encima la sorteas, estás perdido.

C: Yo digo que no hay nada más indirecto que el fútbol directo. A nadie se le ocurre pensar en el ajedrez directo o en el póker directo. Si no hay engaño, no hay juego.

GANAR COMO SEA

C: Me gustaría que alguien me explicara qué quiere decir esto. Lo dice todo el mundo, y nadie sabe su significado.

L: Este tópico es muy viejo y podríamos hacer casi un libro. Ganar quiere ganar todo el mundo. Por ello hay que intentar ganar por el camino más corto posible, restándole opciones a la suerte, es decir jugando lo mejor posible.

C: Ese ‘como sea’ es un misterio. Nadie lo explica ni lo entiende.

NO HAY ESPACIOS

C: Claro que no hay espacios. Este juego consiste en generarlos precisamente.

L: Esto tiene como punto de partida la famosa presión. ¿Tú crees que hoy en día se defiende mejor? Yo creo que no, que se juega peor. Estoy harto de ver mediocentros que repiten su pase una y otra vez, entregan a jugadores que reciben de espaldas, nadie varía opciones; ahí sí que no hay espacios. Por poner un ejemplo, si Gattuso tiene que jugarse un uno contra uno en un espacio corto, está perdido. Pero si a Gattuso se le ofrece una opción de pase, la cosa marcha.

HAY QUE CORRER

C: Yo completo la frase y digo que ‘hay que correr… menos’. Si se corre mucho, se juega mal. Hay un relación directa en eso. Si se corre mucho, es imposible mirar, ver lo que pasa en el partido.

L: A esto hay que añadirle que, como en otros órdenes sociales, hemos sobrevalorado el esfuerzo. Los jugadores se han acomodado en un lugar, el del esfuerzo, donde saben que no van a ser criticados. Por eso no se cuestiona el juego, sino el esfuerzo. Son los típicos jugadores que llegan al descanso y dicen eso de ‘aquí tenemos que correr todos, eh?’. A ése hay que decirle que también ‘aquí jugamos o debemos jugar todos’. En definitiva, es al revés: cuando un equipo juega, corre; hay otros que cuando corren, no juegan.

HAY QUE SUFRIR

C: De siempre, en el barrio, los que sufrían eran los que no tenían la pelota, los que perdían. Ahora se dice que hay que sufrir para ganar.

L: Es un problema semántico. Una cosa es que se aprenda del sufrimiento, pero nunca se aprende a sufrir.

C: En la sociedad, y en el fútbol, se penaliza que se disfrute con algo. Y si yo disfruto jugando al fútbol, está mal visto. A los que decimos que hay que jugar bien, se nos critica desde el principio. ¿Pero por qué? Ahora, si digo las estupideces que se dicen normalmente: ‘hay que trabajar’, ‘hay que correr’ y ‘hay que jugar por las bandas’, nadie lo cuestiona.

L: Ya sabes, en el fútbol hay que decir estas tres palabras mágicas: trabajo, trabajo y trabajo. Tres veces. Si no se repite tres veces, tampoco vale. Es un topicazo terrible. Y la gente lo repite para estar en la pomada. Quieren estar sin ser.

ATACAR POR BANDAS

L: Pasa una cosa: que si no tienes jugadores para ello… ya no las puedes usar, ¿o qué? Por ejemplo, ni el Villarreal ni el Arsenal tienen jugadores de banda, pero eso no significa que no jueguen por las bandas. Lo que hay que hacer es ocuparlas.

C: A veces se ataca por las bandas, otras por el medio… por donde aparezca el espacio creado.

L: Lo que hay que hacer es saber en cada momento por dónde hay que jugar.

ESTRATEGIA DECISIVA

C: Me tomé la molestia de ver las estadísticas de la Liga en la primera vuelta. Y los números te demuestran que los goles a balón parado ocupan el mismo porcentaje (15%) que en 1930. No hay nada ‘moderno’ en esto.

L: Y añado: dicen que en el fútbol moderno los partidos se dirimen en detalles. Si es verdad eso, tú lo que tienes que hacer es tener el balón para provocar cuantos más balones parados mejor, no sólo defenderte y no tener la posesión y, por tanto, no tener faltas a favor.

“Cuando un equipo juega, corre; hay otros que cuando corren, no juegan”
C: Y no es cierto el dato de que hay más goles de falta ahora. Además, muchas de esas jugadas las inventan los jugadores en el momento, no son ensayadas, como pasó con el gol de Llorente (Valladolid) de saque de centro. Afortunadamente, el fútbol sigue siendo de los jugadores, no del laboratorio. Cuando estuve en el Madrid, fuimos el equipo más goleador e hicimos sólo un gol de balón parado.

L: Yo a veces ensayé mucho y no conseguí ningún gol así; otras, no practiqué nada y conseguí varios. Quiero decir que lo que importan son los jugadores. Es obvio que con Guardiola hay más goles a balón parado, pero no por el laboratorio sino por la categoría del propio jugador.

EQUILIBRIO

C: Se suele decir que son equilibrados los equipos con muchos defensores.

L: Sí, se dice que es un equipo equilibrado, bien puesto… ¿Qué quiere decir eso? ¿Que los jugadores no se tumban? Es ridículo. Equipo serio… ¿Qué quiere decir, que no se ríen? El llamado equilibrio es, para mí, el más desequilibrado de todos, pues parte de no tener el balón. El equilibrio natural no es jugar a estar ordenados sino ordenarse jugando.

C: El fútbol es orden para la aventura. Porque si es orden solo, no tiene sentido, como tampoco aventura sin orden.

Juan Manuel Lillo y Ángel Cappa

ESTAR CONCENTRADOS

C: Se usa este tópico para explicar todo. Si se falla en un córner, se acude al… ‘es que no estaban concentrados’. ¿Y qué estaban pensando, que no habían pagado la hipoteca? Se ha inventado una expresión para evitar el análisis. Todo se basa en si estoy o no concentrado.

L: Ésta es la mitificación de una frase. El problema es que los jugadores se agarran a dicha frase y ponen ésta como excusa para todo. ‘Es que no estaba concentrado, míster’, dicen.

C: ¿No será que faltan conceptos en vez de concentración?

TRABAJAR MÁS

L: El otro día le preguntaron a Rafa Márquez si, ahora que pierde, no le parecía que entrenaban poco en el Barça. Y es que hay un virus social, que es la asociación de mucho y bueno. El fútbol es un deporte cualitativo, no cuantitativo. No por entrenar más, juegas mejor y ganas más. Hay que empezar a practicar nuevas ideas de entrenamiento.

C: Por ejemplo, a los porteros le matan a pelotazos en cada entreno. 500 pelotazos seguidos. Pero si yo le doy un concepto de cómo achicar los ángulos, va a parar mejor sin matarse.

L: Hay que estar abiertos a aprender, abrir la mente, también en esto del fútbol. Por repetir una acción mil veces, no se hace mejor. ¿No es mejor entrenar bien que entrenar mucho? En una empresa no es operativo estar ocho horas delante del ordenador, sino menos tiempo pero mejor empleado. Y el fútbol es igual.

C: Eso de trabajar más se dice sólo cuando se pierde. ¿Qué quiere decir eso, que hasta ahora no estuvieron trabajando? ¿Y qué estuvieron haciendo entonces?

TÉCNICOS ‘ACTIVOS’

C: Otra cuestión es la del técnico activo en la banda. En el fútbol de hoy gusta que hagan señas, que se levanten, se tiren, se vuelvan locos… Si está haciendo señas todo el partido, una de dos: o no hizo nada durante la semana en los entrenamientos o los jugadores no le entendieron nada. Porque todos los técnicos sabemos que los jugadores de fútbol no pueden atenderte y jugar al mismo tiempo. Es imposible.

L: Este tópico lleva a eso de los llamados entrenadores profesionales. Esos entrenadores que son y se muestran tan nerviosos, en el mundo de la empresa, serían vistos como incapaces por su nerviosismo precisamente. Un tipo en estado colérico no puede tomar decisiones de forma rápida. En la empresa no triunfarían. Pero el fútbol da para todo.

C: Bueno, Juanma. Para terminar, yo creo que tenemos que cambiar….

L: ¿Ser serios?

C: Equilibrados, diría yo.

L: Entonces, hay que atacar por las bandas…

C: Hay que sufrir.

L: Eso. Ja, ja, ja…

Absolutamente brilhante. Destruição de mitos urbanos do jogo por quem o percebe verdadeiramente :venia:
“When you score a goal and have a disastrous game people say you have been great, but you have to keep your priorities right: defend well and attack well, and give balls to other players.

In the heart of the game that’s what it’s about. It’s not about goalscoring. Goalscoring is a consequence of playing well, so first play well.

Arsene Wenger